Hegel: sociedad civil y Estado autoritario

La filosofía del Estado de Hegel mantiene una actualidad indiscutible por cuanto representa el fundamento teórico, el basamento ideológico, del estado autoritario, e incluso de los estados totalitarios. La concepción hegeliana de un Estado granítico, omnipotente, que monopoliza el quehacer político, que concentra en sí mismo todas las funciones sociales, deviene de una manera específica de asumir, una antítesis básica, a saber, la dicotomía sociedad civil-estado político.

Soberanía popular y cambio de clase política

El Estado necesita legitimarse ante el pueblo, pero tiende a no representarlo. El resultado de esta contradicción es una política de simulación y demagogia, que crea discursos y propuestas para ganar simpatía, pero que solo promueve reformas cosméticas. Sin embargo, cuando la simulación es sistémica, no basta cambiar al presidente y al partido, a menos que se cambie también a la clase política. De lo contrario, solo cambiaremos a unos demagogos por otros; y esto es, básicamente, lo que ocurrió con la llegada de Morena al poder.

Sobre el papel de las clases populares en las elecciones

El proceso electoral de este año tiene una gran relevancia; por su magnitud y significado se compara con el proceso llevado a cabo en el 2018. Esto lleva a repensar el papel de las clases populares en la próxima contienda electoral, ya que son sectores altamente representativos, pero a los que, en este tipo de procesos, se les suele asignar un papel secundario, como comparsa de los partidos oficiales.

La causa marxista por la liberación humana: verdad, ética y política

La causa del marxismo tiene tres componentes indisociables. El primer componente es la verdad, que necesita ser conocida lo mejor posible para servir como guía de acción. El segundo es la ética; porque, aunque niega la existencia de reglas morales eternas, no niega la necesidad de criterios éticos generales. El tercer componente es la política, entendida fundamentalmente como la acción colectiva, coordinada y consciente, no de un individuo o un grupo de intelectuales, sino la política en su sentido más amplio de política de masas.

Atilio Borón y el socialismo del siglo XXI

Siguiendo la óptica marxista de Atilio Borón, el socialismo del siglo XXI debe ser un modelo económico-político que busque retomar lo perdurable del llamado socialismo realmente existente y superar aquellos aspectos donde los experimentos socialistas del pasado no tuvieron éxito. Un elemento importante debe ser el protagonismo del sujeto popular. No se puede crear una nueva vía socialista si no se garantiza el protagonismo del pueblo.

Repercusiones del conflicto sino-soviético en la política exterior china: de la ideología a la realpolitik

El conflicto sino-soviético se produjo, fundamentalmente, a nivel ideológico. De ser un aliado fundamental, la URSS se convirtió en el principal enemigo estratégico para China. La política exterior de la República Popular China pasó de estar definida por los principios ideológicos del comunismo (1949-1971) a la realpolitik (1971-1991).

¿El populismo en México?

El populismo mexicano estuvo caracterizado en primer lugar por el realce de la figura del presidente en un régimen ya de por sí presidencialista; por una retórica que vinculaba al mandatario con los gobiernos arquetípicamente populares —como Lázaro Cárdenas o Benito Juárez—; por una actitud retadora frente a las clases altas y de supuesta identidad con los más pobres; por la promesa de un cambio inmediato y acelerado rumbo a la plena modernidad.

Austeridad en el STC-Metro de la Ciudad de México

El metro de la Ciudad de México vive hoy una crisis. Si bien por mucho tiempo fue una infraestructura de orgullo para los habitantes de la ciudad y uno de los mayores logros de ingeniería del país, hoy ya no es tal. El gobierno actual ha querido echar la culpa a los anteriores gobiernos. Sin embargo, desde 1997 la Ciudad de México ha sido gobernada por la “izquierda progresista”, los mismos actores políticos que hoy siguen al frente de la administración y ahora, también, a escala nacional.

Sobre el presupuesto para las vacunas

El juego político sobre las vacunas se da en ambos lados, federación y gobiernos estatales, pero los más afectados son los mexicanos, en especial, los trabajadores de la salud.

La política de vivienda popular de la “Cuarta Transformación”

A pesar de las declaraciones y de los programas grandilocuentes, en la práctica la política de la Cuarta Transformación en materia de vivienda le apuesta a la misma fórmula: dar acceso prioritario a los trabajadores formales afiliados al Infonavit y al Fovissste, y abandonar a su suerte a la población más vulnerable.

“Medicina y salud pública al final del imperio” de Howard Waitzkin: una presentación de la medicina social

La concepción de la medicina social radica en que ésta abarca tanto la investigación y la enseñanza como la práctica clínica y el activismo revolucionario. A través de su énfasis en la praxis, la medicina social proporciona un modelo de trabajo intelectual y práctico, y ofrece una visión útil para la transición hacia un mundo que beneficie objetivamente la salud de las sociedades.

La crisis del imperio, un nuevo capítulo

La relativa estabilidad del imperio norteamericano es un espejismo detrás del cual se encubren innumerables problemas estructurales cuyo desenlace inevitablemente ahondará más la polarización política que ha ido creciendo en sus entrañas.

El cerco a los derechos laborales

En este entramado institucional el trabajador es actor pasivo, no fue él quien promovió su creación, no es él quien lo dirige, y tampoco está presente en los debates y deliberaciones que se llevan a cabo en su nombre. Los ofrecimientos gubernamentales que benefician a los trabajadores son limitados, pasajeros, demagógicos y condicionados.

Un presidencialismo de amigos-enemigos

Desde la década de 1920 la política mexicana se enfrascó en una dinámica como la que expone Carl Schmitt, filósofo y jurista alemán de la ultraderecha, quien señala que el ejercicio de la política implica distinguir al amigo del enemigo. Con el paso de los años, esa política hostil quedó disimulada bajo una gruesa capa de maquillaje institucional. Hoy, la 4T reafirma esa forma de gobernar.

PEF 2021: reducción de programas sociales

Se presupuestan 16 programas sociales, cuatro menos que en 2020 y nueve menos que en 2018. A las transferencias monetarias se les sigue otorgando la responsabilidad de cubrir el objetivo de la Secretaria de Bienestar, que es el de “contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad”.

Equivocada política medioambiental

Dos Bocas y el Tren Maya son obras de alto impacto situadas en zonas ecológicas que funcionan como barreras físicas ante catástrofes meteorológicas, como los ciclones tropicales; incluyen humedales, manglares, ANPs, todos ellos muy susceptibles al cambio climático, de inigualable importancia para la conservación y que poseen gran relevancia en la permanencia de servicios ecosistémicos y hábitats para diversas especies de flora y fauna, incluidas aquellas en categoría de riesgo.

Continuación de una política exterior subordinada

Mientras la iconografía oficial se apoya en referentes patrióticos que inflaman el nacionalismo, en los hechos el gobierno de AMLO profundiza la lógica de subordinación y dependencia que ha caracterizado la historia contemporánea de México. Es esperable que la política exterior de México durante la “Cuarta Transformación” siga respondiendo a los intereses geopolíticos de Estados Unidos