Petróleo y comunidad

El futuro de México como Estado-Nación pasa por la recuperación de la tradición cardenista. Es importante sin embargo evaluar que estamos en condiciones distintas. El planeta reclama una reconsideración en cuanto a la industria energética. Poco a poco el petróleo y el carbón están siendo remplazadas por otro tipo de energías. La tradición cardenista en este punto sería invertir fuertemente en educación, tecnología y empresas públicas para la consolidación de las energías limpias, pero manteniendo la propiedad de los recursos en manos de los trabajadores y las trabajadoras. La patria, a final de cuentas, debe ser el disfrute común de todas las riquezas del territorio.

De revolucionarios a pistoleros. Historia de la Unión Campesina Independiente

Lázaro Méndez rescata las especificidades que determinaron que una organización derivada del Partido Comunista Mexicano tuviera su centro de acción en esa zona y las circunstancias históricas que definieron que, en menos de una década, la UCI evolucionara de un grupo con principios “revolucionarios” a un grupo de criminales pagados por el cacicazgo local. Además, el autor pone a discusión uno de los temas más manoseados en la historia política reciente, el de calificar a una organización de origen campesino, Antorcha, como “el brazo armado del PRI”.

Una mirada a la filosofía de Walter Benjamin a través de sus Tesis sobre la Historia

Es innegable que la visión de Walter Benjamin ha mantenido su vigencia precisamente porque lo que él alcanzó a ver con terror en la primera mitad del siglo XX se ha vuelto natural en nuestro siglo. El concepto de historia de Benjamin encierra no solo una crítica a la socialdemocracia, a su conformismo y su creencia estática de cambiar la historia, es, principalmente, una crítica a la idea que los hombres se han hecho de la historia, del supuesto progreso que en ella existe y de la fatalidad que significa reproducir esta visión, sobre todo en aquellos que fueron, son, y serán víctimas de ella.

¿El populismo en México?

El populismo mexicano estuvo caracterizado en primer lugar por el realce de la figura del presidente en un régimen ya de por sí presidencialista; por una retórica que vinculaba al mandatario con los gobiernos arquetípicamente populares —como Lázaro Cárdenas o Benito Juárez—; por una actitud retadora frente a las clases altas y de supuesta identidad con los más pobres; por la promesa de un cambio inmediato y acelerado rumbo a la plena modernidad.

El desarrollo del capitalismo

Considerar al imperialismo como una expresión puramente política e ideológica imposibilita cualquier análisis objetivo sobre el mismo.El imperialismo ha mudado de ropa. Ya no es el Imperio Británico, como observaba Hobson, ni el imperio alemán en el que Lenin y Hilferding centraron sus análisis. Ahora Estados Unidos lleva la voz cantante de la política económica y el imperialismo no tiene patria.

El mito de la juventud

Para América Latina, el mito fundacional de la nueva izquierda fue, tal vez, la Revolución Cubana. Este proceso dio como resultado el surgimiento de nuevas teorías que buscaban refutar y superar el marxismo, pero cuyo único mérito era el mito de la juventud.

Marxismo y activismo

El materialismo marxista no afirma una concepción contemplativa, pasiva, mecanicista o estática, sino una filosofía activista, de la acción. El marxismo es, ante todo, activismo.

Transformaciones

La historia ha demostrado que el problema toral de cualquier transformación social cualitativa consiste en preparar y organizar el cambio: la transición de una determinación a otra aparece como una ruptura cualitativa a partir de una serie de cambios cuantitativos.

Libertad y necesidad en la historia según el materialismo marxista

El materialismo marxista no reduce a la nada el papel de los individuos en la historia ni desconoce la objetividad de las vistas ideológicas (de los motivos implícitos o explícitos) a partir de los cuales las voluntades o los operadores de las vicisitudes históricas asimilan o captan “su propia obra”. No obstante al mismo tiempo afirma que “la libertad no es más que la necesidad hecha conciencia”. Las causas económicas “se transforman, en las cabezas de los hombres activos”, en motivaciones e intenciones conscientes.

Octavio Paz y la guerrilla

Las críticas de Octavio Paz a los movimientos guerrilleros estuvieron siempre atravesadas por su ruptura con la esfera de lo político. Cualquier acto reivindicativo surgido fuera de los canales tradicionales de la política suscitaba la desconfianza del poeta, al menos durante su periodo en la Revista Plural. El sindicalismo independiente y los movimientos estudiantiles corrieron la misma suerte.

Corderos disfrazados de lobos: la “revolución” moral de la 4T

En realidad, el “postulado moral” de intercambiar una conciencia por otra “viene a ser lo mismo que el interpretar de otro modo lo existente, es decir, de reconocerlo por medio de otra interpretación”. En esta medida, la 4T representa el perfecto conservadurismo, pese a su estridente fraseología supuestamente “revolucionaria”.

Un presidencialismo de amigos-enemigos

Desde la década de 1920 la política mexicana se enfrascó en una dinámica como la que expone Carl Schmitt, filósofo y jurista alemán de la ultraderecha, quien señala que el ejercicio de la política implica distinguir al amigo del enemigo. Con el paso de los años, esa política hostil quedó disimulada bajo una gruesa capa de maquillaje institucional. Hoy, la 4T reafirma esa forma de gobernar.

Historia y verdad objetiva

La discusión sobre este problema ha sido profusa. Pero a pesar de todo se han definido dos posiciones fundamentales. De un lado, algunos han afirmado que las verdades objetivas dependen de la “neutralidad ideológica”. De otra parte, algunos más han señalado la imposibilidad de encontrar un conocimiento histórico imparcial. A partir de esto se ha concluido que la historia y la objetividad son poco más o menos que incompatibles.

La vía mexicana

El grupo Hiperión fue el intento más profuso de un colectivo académico bien ubicado para elaborar una filosofía propia –autóctona─ a partir del análisis fenomenológico del carácter, la raza y las clases sociales en México. A pesar del agotamiento de la autognosis de lo mexicano, el nacionalismo contemporáneo continúa replicando los discursos más alineados al status quo que surgieron bajo la doctrina de la mexicanidad.

La acumulación originaria y la conquista de América, una interpretación desde la filosofía política americana

La acumulación originaria es la forma de entender, en términos históricos y económicos, la destrucción de una gran civilización en aras de continuar con el desarrollo violento y avasallador del capital y la “modernidad” occidental. Rasga el oscuro velo que sobre uno de los fenómenos más sanguinarios de la historia de la humanidad ha pretendido correr el cristianismo, revelando el espíritu de rapiña y usurpación que tras la “legitimidad” espiritual yacía.

Sobre los conceptos de Historia y Pueblo en la 4T

El cambio radical anunciado por el discurso oficial se ha reducido a oponer unos conceptos a otros, a sustituir unos dogmas por otros, una ilusión que reputa espuria por otra que reputa genuina. De esta guisa se ha presumido una nueva concepción de la historia y del pueblo, ámbitos que, desde este punto de vista, han sido sometidos por igual a una crítica inmisericorde.

El autoritario gobierno del capricho

El autoritarismo presidencial amenaza la integridad de nuestra nación. Se anuncia una tormenta desastrosa. En el incierto horizonte, la desesperación comienza a dibujar dos salidas, ambas indeseables: el sometimiento del pueblo o la insurrección.

Imperialismo y nacionalismo

El imperialismo no constituye una negación dialéctica del nacionalismo, sino su confirmación, su afirmación casi siempre brutal, violenta.