China frente a la crisis del multilateralismo

Biden promete dar un giro de 180° en la política exterior estadounidense y unir al “mundo libre” contra sus enemigos: China y Rusia. Lo cierto es que la economía estadounidense de hoy no goza del crecimiento de la posguerra, ni es la superpotencia única que señoreó al mundo durante los años 90, todo lo cual dificulta el restablecimiento de los esquemas multilaterales de gobernanza bajo la égida norteamericana. China se presenta como un polo de poder capaz de plantear una reorganización del orden político mundial.

Sin solución al problema de la vivienda

La solución vía crédito es demagógica y beneficia únicamente al capital financiero. Las cinco millones de viviendas abandonadas y la cartera vencida son pruebas de ello. Se debe implementar un programa de carácter público, donde se subsidie la construcción de la vivienda y el trabajador aporte una cuota menor del costo total.

Un presidencialismo de amigos-enemigos

Desde la década de 1920 la política mexicana se enfrascó en una dinámica como la que expone Carl Schmitt, filósofo y jurista alemán de la ultraderecha, quien señala que el ejercicio de la política implica distinguir al amigo del enemigo. Con el paso de los años, esa política hostil quedó disimulada bajo una gruesa capa de maquillaje institucional. Hoy, la 4T reafirma esa forma de gobernar.

PEF 2021: marginación y estancamiento para el campo

El PEF 2021 presupuesta recursos solo para ocho programas; Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y Sembrado Vida concentran el 92.3% de los recursos de la vertiente. La actual administración se ha ocupado de desmantelar los programas sociales de gobiernos anteriores, para dejar en su lugar aquellos que funcionan con base en transferencias monetarias directas

Roji-verdes o Ecosocialistas

Los ecosocialistas pugnan por la necesidad de una nueva estructura tecnológica de las fuerzas productivas; consideran que el crecimiento ilimitado de las fuerzas productivas en un planeta finito es imposible. A diferencia del marxismo tradicional, argumentan que no es suficiente transformar las relaciones de producción y las relaciones de propiedad, sino que al mismo tiempo se deben frenar y transformar radicalmente varias fuerzas productivas que están contribuyendo al desequilibrio del sistema de la Tierra.

Historia y verdad objetiva

La discusión sobre este problema ha sido profusa. Pero a pesar de todo se han definido dos posiciones fundamentales. De un lado, algunos han afirmado que las verdades objetivas dependen de la “neutralidad ideológica”. De otra parte, algunos más han señalado la imposibilidad de encontrar un conocimiento histórico imparcial. A partir de esto se ha concluido que la historia y la objetividad son poco más o menos que incompatibles.