Reseña crítica sobre Vuelta a la izquierda de Carlos IlladeS

Victoria Herrera

Vuelta a la izquierda (2020) es un texto coyuntural escrito por el historiador Carlos Illades. El libro esboza un análisis crítico de la génesis de Morena, el triunfo electoral de dicho partido en los comicios de 2018 ­—enmarcado en el contexto nacional e internacional—, y el discurso y las prácticas políticas que Andrés Manuel López Obrador ha empleado ya como presidente electo. El historiador se esfuerza en definir la política que el presidente practicó durante su primer año de gobierno tomando como base la concepción que él mismo elaboró acerca del desarrollo de la izquierda en México desde De la Social a Morena (2014), donde arguye que el rasgo en común de todos los grupos de izquierda ­—que se asumen o no— radica en la “cuestión social”, es decir, en tratar de resolver los problemas de la sociedad. De tal manera que Illades subdivide a esta en tres grandes vertientes, en primer lugar, el socialismo del siglo XIX, en seguida, la corriente representada por el socialcristianismo y, por último, el nacionalismo que después de la Revolución Mexicana derivó en un nacionalismo revolucionario. Con base en esta categorización, el historiador delimita los discursos y las prácticas de Andrés Manuel dentro de la última corriente, también llamada “izquierda nacionalista”.

Sin embargo, tal definición ha generado polémica tanto en los grupos que se asumen de izquierda como entre sus opositores. Para el primer sector hay una amplia diferencia entre el discurso y la política, por lo que en estricto sentido esta situación distanciaría a López Obrador de dicha concepción; para los opositores, en cambio, dicha concepción puede confirmarse a partir de la comparación con sus antecesores, es decir, con los anteriores presidentes. De cualquier modo, el libro no aborda esta cuestión. Más bien afirma que “después de mucho tiempo, varios intentos y múltiples bloqueos del poder financiero y político, (la izquierda) logró gobernar”. Lo relevante de la afirmación es que el autor admite la idea de que el nuevo gobierno representa de algún modo a la izquierda, cuando para definir el espectro político con el que coincide el actual presidente se tendrían que considerar, antes que el discurso, las políticas implementadas en los primeros cien días de gobierno, que son los que se analizan en el libro. En fin, el núcleo del asunto no se limita a la definición del actual gobierno, pero, si de eso se trata, el autor debería ir más allá de su propio molde del concepto de izquierda y así responder si realmente se dio o se está dando una vuelta a la izquierda.

Otra cuestión que se revela desde el título es el oxímoron “tiranía de la mayoría”. A primera vista el autor establece una causa inmediata entre el “triunfo de la izquierda” en 2018 y la “tiranía de la mayoría”; es decir, la asunción del “pueblo” al poder de la nación­ —en el sentido de que el “pueblo” representa a la mayoría—  solo fue posible por el cambio de rumbo en la política mexicana dirigido por AMLO. ¿Pero qué tan real resulta hablar de una mayoría que gobierna bajo una tiranía en el contexto actual? Cierto es que el éxito electoral de Andrés Manuel no se hubiera logrado sin la participación masiva de dicha mayoría; sin embargo, como menciona el propio autor, la actual administración ha hecho a un lado la participación activa de esta a través de las consultas populares, que en lugar de fungir como lo que son se utilizan como “un medio de legitimación de decisiones previamente tomadas”. Entonces, ¿hasta qué punto se sostiene el oxímoron construido por Illades? O, vistas las cosas desde el presente del libro, ¿no resulta, más bien, que se trata de una tiranía de la minoría o, mejor, de una tiranía a secas? Incluso, siguiendo el argumento del historiador, de los cien días del gobierno de Morena, tal “tiranía de la mayoría” se pudo apreciar un solo día: el 2 de julio de 2018.

Vuelta a la izquierda, no obstante, es una crítica oportuna a temas fundamentales que el propio gobierno ha puesto sobre la mesa. En primer lugar, para quien estudia el pasado, como lo hace Illades, desconcierta la idea que Andrés Manuel tiene sobre la historia, de concebirse él como protagonista del cambio y como culmen de la historia de los héroes de la patria. Esta autoconcepción, si se lleva a sus últimas consecuencias, deriva en una especie de autoritarismo embozado de democracia, en una exclusión de la ciudanía de la política. Bajo esas premisas Carlos Illades analiza y concluye que la auto denominación ­ —­a priori­­— de “cuarta transformación” al sexenio que López Obrador preside es un despropósito, en tanto que de las intenciones o las voluntades unipersonales no se sigue obligadamente un cambio, como el presidente ha pretendido.

El segundo aspecto que interesa destacar es la acertada concepción que el autor expone sobre la participación activa de las mayorías para el cambio social, cuya condición ha sido disipada por la actual administración, tanto en el discurso como en las prácticas políticas. El historiador asemeja la política obradorista con la de los gobiernos autoritarios del siglo pasado, cuando por medio de la organización sindical (el charrismo) cooptaban las demandas de los sectores sociales. Para el autor, lo mismo sucede con la ejecución de las consultas populares, en la medida en que tales instrumentos encuentran una formulación a modo, es decir, que no pretenden más que legitimar los objetivos preestablecidos por el régimen a través de un ejercicio de ingeniería estadística. De esta manera, el régimen coopta a las “masas populares”, estableciendo y administrando él mismo los intereses del “pueblo”.

La tercera cuestión es la postura que Carlos Illades sostiene frente al significado que Andrés Manuel le da al problema de la corrupción y a su posible combate. El historiador sugiere que entender este fenómeno como la única y principal fuente de la desigualdad social ­—como lo ha expresado López Obrador— es una visión insuficiente debido a que, para el autor de Vuelta a la izquierda,el mismo fenómeno tiene sus raíces en un sistema económico concentrador de la riqueza social. Illades no niega la importancia del problema de la corrupción, circunstancia de la cual se deriva la urgencia de su solución, sino que considera, más bien, que se trata de una consecuencia del sistema económico, lo que implica que su crítica va más allá de la administración obradorista. Aun así, el historiador no reserva su análisis crítico acerca de las políticas y los discursos que dicha administración ha implementado y expresado.

Finalmente, Illades acierta en recoger la crítica que realizó José Revueltas acerca de las consecuencias que el régimen de la Revolución Mexicana imprimió sobre las clases trabajadoras, en el sentido de que las promesas de tal régimen “nublaron” su horizonte, confundiendo sus metas con las del Estado. “Este equívoco hacía que las clases populares consideraran propios los intereses ajenos, que confundieran la emancipación con la incorporación subordinada al Estado revolucionario, que concibieran el mundo desde una ideología que no era la suya, impuesta desde fuera por el régimen”. Para Illades, esta idea de Revueltas puede aplicarse al contexto actual, puesto que el gobierno de López Obrador “incorpora a las clases populares, desatendidas por el neoliberalismo, pero sin ofrecerles la emancipación y la oportunidad de autogobernarse”.

En definitiva, más allá de las impresiones que puedan surgir de una lectura personal, lo cierto es que el historiador nos ofrece un excelente análisis crítico sobre la situación actual, además de que coloca en la palestra discusiones acerca de la historia y de su utilidad, del oficio del historiador y de su compromiso con el presente. Por medio de este libro, el autor nos invita a mantener un constante diálogo entre el pasado y el presente, a no conocer el pasado por erudición pura, sino a conocerlo acertadamente con el objetivo de criticar y transformar el presente.


Referencias

Illades, C. (2020) Vuelta a la izquierda: La cuarta transformación en México: del despotismo oligárquico a la tiranía de la mayoría. México: Océano.

A %d blogueros les gusta esto: