| Por Jorge López Hernández

En el Proyecto de Egresos de la Federación para el 2020, prácticamente se desmantela toda la red de programas y apoyos destinados al fomento del sector agropecuario. Por ley, todos los recursos que se destinan al medio rural se etiquetan en el programa especial concurrente (el conocido PEC). Este programa atiende a través de varias secretarías, todos los aspectos relacionados con el medio rural, que van desde la salud, alimentación, educación, medio ambiente, cuestiones agrarias, y por supuesto el fomento a las actividades del sector agropecuario.

En el proyecto de presupuesto de egresos para el próximo año se contempla quitarle al PEC más de 20 mil millones de pesos, para ello se propone eliminar a 53 programas y a otros disminuirle su presupuesto. La secretaría más afectada es la de agricultura y desarrollo rural que le quitan 19 mil millones de pesos, es decir, una reducción de casi el 30% de su presupuesto con respecto al año en curso.

La mayoría de los programas que se eliminan están destinados al fomento de las actividades productivas del sector agropecuario como: la comercialización, el financiamiento, el seguro, la investigación y desarrollo tecnológico, impulso a la capitalización de las unidades productivas, sanidad e inocuidad, entre otros. Además, es importante señalar que programas como el de fertilizantes y el de crédito ganadero a la palabra se le quitan 3,500 millones de pesos, a pesar de ser programas implementados por este gobierno y, por si faltaba menos, se elimina el programa de apoyo para la adquisición de leche a productores nacionales, solo por mencionar algunos.

“Con estas políticas, la pobreza y la desigualdad seguirán arraigándose en el campo”

Con estas acciones, el gobierno olvida que el sector agropecuario es un sector productivo y muy importante para el desarrollo del país. Que necesita infraestructura carretera, almacenes, sistemas de riego, transferencia de tecnología, disponibilidad de insumos a bajos precios, financiamiento a proyectos productivos, capacitación, etc. Se necesita resolver el problema de la baja productividad de las unidades de producción. Y nada de esto se está haciendo.

Si no se hacen cambios importantes en el presupuesto para el sector agropecuario, los problemas del campo se agudizarán. Pero sobre todo, la pobreza y la desigualdad seguirán arraigándose en el campo.

Jorge López Hernández es maestro en economía por la UNAM e investigador del Centro Mexicano de Estudios Económicos y Sociales.
avpa_jorge@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s